Los accidentes en el hogar son frecuentes, especialmente en los niños menores de 5 años y sobre todo los comprendidos entre 1 y 3 años de edad. Por orden de frecuencia los más frecuentes son las caídas o golpes, seguido de quemaduras e intoxicaciones. Otros accidentes son menos frecuentes pero pueden revestir gravedad, como el atragantamiento con alimentos u objetos. Golpes y caídas. La gravedad depende de la violencia del impacto. Pueden producirse por caídas o contusiones directas. La zona más frecuente suele ser en la cabeza. ¿Qué hacer inmediatamente?

Aunque la lesión no sea importante, en caso de hinchazón y/o dolor se debe administrar preferentemente un antiinflamatorio (ibuprofeno) o un analgésico (paracetamol). Ambos a las dosis adecuadas según el peso del niño.

Si hay hinchazón (no herida abier