¿Qué es el método Pilates?

Es un sistema de entrenamiento que utiliza como principal herramienta el ejercicio terapéutico para la mejora física y mental del cuerpo. Los ejercicios son guiados a través de la respiración de manera muy técnica y específica de forma de que se potencia así el control motor, la fluidez y la tonificación de la musculatura. En nuestra clínica la clase impartida por fisioterapeutas con amplio conocimiento del método y los fundamentos biomecánicos y fisiológicos de cada uno de los ejercicios.

¿En qué consiste?

La sesión de Pilates se realizará en grupos reducidos, (5-6 alumnos máximo) dos veces en semana y constará de varias fases bien diferenciadas:
  • Calentamiento: Puesta a punto de las diferentes estructuras corporales para la posterior realización de los ejercicios de forma eficiente y sin riesgo de lesión.
  • Fase de ejercicios: En ella se llevarán a cabo la totalidad de los ejercicios propios del método Pilates.
  • Relajación: al igual que el calentamiento, la relajación final será fundamental tanto física como mentalmente.

Principios básicos del método Pilates

  • Respiración: Respiración y movimiento están íntimamente relacionados. La incorporación de una respiración apropiada durante el ejercicio ayuda a relajar los músculos y evita la tensión innecesaria del cuerpo.
  • Centro: O también llamado powerhouse. Todo movimiento que se incluye en el método Pilates comienza desde la contracción de este centro de fuerza. Estará formado por el diafragma, suelo pélvico, multífidos, transverso del abdomen, oblicuos internos y externos y el recto anterior del abdomen.
  • Postura: Para el perfecto desarrollo de los ejercicios será vital la correcta alineación de la postura, que se mantendrá en todas las fases del ejercicio, ya sea al inicio, durante o al finalizar cada uno de ellos. La pelvis, la caja torácica, la columna cervical y las escápulas serán los puntos desde dónde comenzaremos a corregir y construir la postura del cuerpo.
  • Fluidez: Se debe a la forma dinámica con la que se realizan los ejercicios. Hay una unión de pequeños movimientos que es la que proporciona armonía y ritmo.
  • Precisión: No es importante terminar un ejercicio, sino realizarlo lo más perfectamente posible, no en cuanto al número de repeticiones sino a su efectividad. Calidad antes que cantidad.